El colapso total de la joven zorra duró 38 segundos